Nieco o Ukrainie / Unas palabras sobre lo que sucede en Ucrania

Flag_of_Ukraine

Ten wpis będzie absolutnie wyjątkowy. Po pierwsze, nie będzie w nim ani słowa o Peru, po drugie, po raz pierwszy będzie dwujęzyczny. Uznałam, że mogę wykorzystać bloga jako platformę komunikacji z moimi hiszpańskojęzycznymi znajomymi i przybliżyć im nieco sytuację na Ukrainie. Posłużę się tekstem ukraińskiego publicysty, Tarasa Prochaśki „Wczoraj będzie wojna”, który został opublikowany w Hałyckiem Korespondencie i przetłumaczony przez Renatę Rusnak.

Bezpośredni link do tłumaczenia znajduje się tutaj: http://jestnaturalnie.pl/2014/02/taras-prochasko-wczoraj-bedzie-wojna-krawa-ukraina/

****

Queridos amigos hispanohablantes:

la situación en Ucrania está que arde. Muchos de vosotros tienen acceso sólo a las noticias muy básicas y no tienen oportunidad de ver el fondo ni escuchar las voces desde el mismo país. Por eso me permití traducir el útlimo texto de un periodista ucraniano, Tarás Prokhashko. Espero que les sirva y permita entender mejor lo que pasa en Ucrania.

LA GUERRA SERÁ AYER, Tarás Prokhashko

Es lógico, que la historia, la permanencia, no conoce tales términos como el vacío o la nada. No es posible quitar de la permanencia ni un fragmento, aunque fuera el más doloroso o vergonzoso. En fin, todos estos fragmentos forman parte de la crónica de la historia ininterrumpida, siendo su positiva – por invaluable – experiencia.

Así fue, por ejemplo, con la Alemania Nazi. Con aquel extraño y deforme proyecto que aparentemente dividió la historia de Alemania en dos partes. Se opina que aquella Alemania, creada después de Hitler, no es ni la heredera ni la continuación del periodo nazi. Ha de pasar mucho tiempo para que se pueda entender que en realidad la historia no ha sido interrumpida.

Algo parecido sucede ahora en Ucrania. Está más que claro, que no hay la Ucrania donde hasta ahora vivimos. Por supuesto, puede funcionar un cierto tiempo en el nivel formal, pero ella misma ya no existe. Hoy hemos vivido la escisión que lograremos entender conforme pasen los años.

Hoy ha comenzado el vacío, en el sentido de que el Estado Ucraniano dejó de funcionar.

Porque el estado es el consenso, el convenio que entiende el consciente reparto de daños y beneficios. Cuando el consenso deja de ser factible, también el estado pierde su sentido. Y eso sucedió.

En la Ucrania de hoy no hay ni el presidente, ni el gobierno, ni las instituciones gubernamentales. Porque el porcentaje de los ciudadanos – aunque qué clase de ciudadanía es si todos los convenios sociales han dejado de existir – que no confían en cualquier institución abstracta es demasiado grande.

La práctica de la tiranía (porque en sus condiciones estamos ahora) no necesita la gran parte de las motivaciones que rigen la gente orientada a cualquier clase de valores, sociales o personales. Ni siquiera los más primitivos. Ni siquiera aquellos orientados a la pragmática más egoísta.

Porque nuestra situación superó todas las fronteras del racionalismo. No funcionan ni siquiera los más básicos instintos de autoconservación.

Nuestra situación no se puede ni entender, ni proveer, ni arreglar. Dejamos de vivir en el estado. Vivimos en el país donde reina la psicopatía.

De todas las posibles decisiones, los psicópatas tomaron la peor: como estaban en la permanente guerra con todo el mundo que les rodeaba, nos empujaron a todos hacia el estado de guerra.

Las condiciones bélicas y el estado de combate fue lo que nos dieron, en lo que nos introdujeron. Y las condiciones de guerra implican que no funcionen en ella otra la razón, ni la moralidad de la que diga que hay que ganar y averiguar qiuén es quién y en qué lado está.

Hoy hemos empezado a vivir en el país de la nada. Nos queda sólo la lucha, sólo la división entre „los nuestros” y „los otros”, sólo la victoria a cada costo. Sólo esto que con mucha vergüenza se denomina como nivelación.

Quizás tuviera que ser así. Los varones huían en la autodestrucción durante demasiado tiempo.

Todo se resolverá en un tiempo muy breve. Sabremos quién es más fuerte. No hay muchas alternativas, o los revolucionarios sofocarán brutalmente a los opresores, o los opresores sofocararán brutalmente a los revolucionarios. O a la lucha se unirá otra fuerza que ganará ferozmente a ambos.

No obstante, ya está claro que ningún hecho o acción quebrará el espíritu luchador de las dos partes. Así nacen los mitos que funcionarán, permitiendo la mutua coexistencia en la futura Segunda República de Ucrania que, como antes Alemania,se instaurará en estras tierras. Y dentro de unos cuantos decenios no habrá duda alguna sobre la contigüidad de nuestra historia, de nuestra permanencia.

One response to “Nieco o Ukrainie / Unas palabras sobre lo que sucede en Ucrania

  1. Gratulacje! Muchas gracias por subir esta información, bastante importante ya que en Chile hay muy poca información de primera fuente y generalmente, de muy mala calidad sobre Ucrania (confusa y donde dejan todo esto como un berrinche de la gente).

Skomentuj

Wprowadź swoje dane lub kliknij jedną z tych ikon, aby się zalogować:

Logo WordPress.com

Komentujesz korzystając z konta WordPress.com. Log Out / Zmień )

Zdjęcie z Twittera

Komentujesz korzystając z konta Twitter. Log Out / Zmień )

Facebook photo

Komentujesz korzystając z konta Facebook. Log Out / Zmień )

Google+ photo

Komentujesz korzystając z konta Google+. Log Out / Zmień )

Connecting to %s